By

Conversación de fin de año en la cola del super

En lo cotidiano de nuestro ajetreo, no estamos demasiado acostumbrados a mirar o a escuchar más allá de nosotros mismos. Por eso te reconoceré, querido amigo, que al principio, aun sin yo quererlo, me has incomodado. Solo al principio.

Ahí estaba yo, esta mañana, acalorado, apresurado, enfilando la cola de la caja en el supermercado de la esquina. Runrún de compras de última hora, pasillos llenos, calor enlatado de calefacción dentro, frío descarnado afuera, mi abrigo entorpeciéndome, papeles entre mis manos, la cesta, las prisas y un insufrible disco de villancicos martilleando despertares.

En la fila, a pesar de todo, acierto a dejar pasar delante de mí a un señor mayor. Entonces apareces tú. Elogias el gesto y das las gracias por el ejemplo. Y, mientras prosigue el desfile de códigos de barras, comienzas a charlar conmigo. Sin venir a cuento. Rompiendo esa norma tácita que nos hace a todos sentirnos cómodos cuando actuamos como silenciosos autómatas en nuestras junglas de hormigón. Porque en el asiento del autobús, el trayecto del ascensor o la cola del super, los auriculares a todo volumen o la mirada hacia el ombligo son nuestros mejores aliados ante cada tensa espera, el seguro a todo riesgo de dejarnos enredar.

Me hablas de cómo ayer viste a aquella anciana que no se daba cuenta de que venía el tranvía. Te acercas diligente a la cajera cuando ves que se ha quedado sin cambio para el cliente anterior, porque no te importa ofrecerle tu calderilla. Me enseñas las botellas de refresco que estás a punto de adquirir para todos los niños que esta noche van a hacer de tu Nochevieja una auténtica fiesta. Y, viéndome apurado y desarbolado entre mis papeles, mi abrigo y mis prisas, me ayudas a colocar la compra en la caja, poniendo cuidado en dejar las botellas tumbadas «porque, si no, la cinta las tira al avanzar».

Luego pago, hago amago de irme, pero me dejo los benditos papeles y ahí estás tú para tendérmelos mientras me deseas un feliz Año Nuevo con tu mejor sonrisa. Y yo no sé cómo te llamas ni de dónde vienes. Por tu acento te llamarán extranjero; quizá ahora tu amabilidad no merezca ni tan siquiera una tarjeta sanitaria. Pero esta mañana, durante cinco minutos que podrían haber sido de silencio y ombligo, te has implicado —co-(im)-plicado— en lo cotidiano de mi camino para hacerlo un poquito más cómodo, un poquito más vivible, un poquito mejor.

Y yo no puedo evitar pensar que debe de ser así, de forma tan sencilla y casual, como se inician las pequeñas cadenas de humanidad que rompen la indiferencia y ayudan a cambiar, como gotas de lluvia fresca sobre los campos en estío, no inútilmente, este mundo…

 

¡Feliz 2013! ¡Felices pequeños gestos que
nos reconcilian con la ternura del Hombre!

13 Responses to Conversación de fin de año en la cola del super

  1. Cristin I. says:

    Gracias por compartir la vivencia y el acertado video.
    Precioso mensaje… ¡qué cierto!

  2. Richi says:

    No podía dejar de felicitarte estas fiestas, este Año Nuevo que está a punto de empezar… Recién llegado, caminando en Silencio por mi querida terreta, haciendo mi última visita del año a la basílica para saludar a la Mare de Déu y caminando observando como tú las prisas, los agobios, las risas… Tras celebrar MISA, me quedo con una parte de la Homilía que me ha llegado hondo:
    “Que las palabras que nos regalemos en estas entrañables fechas, no queden vacías, sino que vengan cargadas de sentido, que el Señor esté en nuestra boca y en nuestro corazón cada vez que se las regalamos a alguien querido…”

    Os he tenido muy presente en el cruce de Miradas entre la meua verge y yo.
    FELIZ 2013! ALGO GRANDE SE ACERCA, lo presiento!

    TQ HERMANO!

  3. analia says:

    Que lindo! Muchas felicidades Alex, el comienzo de un año nuevo que sigue siendo -como para todos si caemos en la cuenta- vida nueva, nuevas oportunidades de amar y crecer. Un abrazo inmenso!!

  4. Teresa says:

    Muchas gracias por compartir tus pequeñas vivencias. No te conozco personalmente, pero por casualidad, te encontré y empecé a seguir tu ventana al mundo. Me encanta todo lo que escribes, tan sincero, tan sencillo y tan cercano al corazón.

  5. IÑAKI says:

    ESTIMADO ALEX:

    ¡BUENOS DÍAS Y FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO! Hay un cuadro precioso que estuvo aquí en el Centro en que aparecía una anciana mirando al cielo y ponía la frase: “LA MIRADA SIEMPRE HABLA DEL CORAZÓN” Tu mirada habla de un gran corazón, la persona que te ayudó tiene un corazón grande a pesar de las dificultades, y tal como expresa el video, las acciones de los demás nos pueden cambiar, si queremos. Que con estos gestos y miradas intentemos cambiar nuestro interior y exterior. UN FUERTE ABRAZO:
    IÑAKI

  6. Álex says:

    Gracias a todos por vuestras felicitaciones y buenos deseos.

    Gracias, Iñaki, por todo lo que compartes en el blog como eco que completa y enriquece. Gracias por estar siempre ahí.

    Un fortísimo abrazo.

  7. Miguel says:

    Hermano, al leerte me venía a la cabeza uno de los vídeos que utilizamos una de las semanas del Adviento y al ver el vídeo, me recordaba todavía más…
    http://www.jesusmariav.net/moodle/mod/resource/view.php?id=5153
    Un fuerte abrazo y feliz gran año 2013!!!

  8. Joaquín says:

    Antes que nada, Alex, FELIZ AÑO NUEVO 2013! Estoy de acuerdo con todas las palabras que han sido dichas por los que han intervenido antes de mí, por lo que no te aburriré intentando poner otras de mi cosecha. Muchísimas gracias por todos estos mensajes positivos, ¡son tan necesarios!

    Que Dios te bendiga

    Un abrazo

  9. ana says:

    Gracias Alex por ponernos el espejo delante a través de este video. Así es, contagioso, inevitable, el efecto dominó. Somos Amor, no lo olvidemos. Feliz 2013 y un abrazo grande para todos

  10. Leticia says:

    Hola a todos, FELIZ AÑO NUEVO, soy uruguaya y di con este blog ya que buscaba experiencias sobre la enseñanza en valores…
    Querido Alex, disfruto mucho tus lecturas y experiencias, una sonrisa puede cambiar el mundo…Debemos comprender cabalmente el secreto de la felicidad: todos nos necesitamos!
    GRACIAS POR DECIDIR Y COMPARTIR MENSAJES DE VIDA QUE LLENAN EL ALMA Y NOS PONEN A PENSAR EN LO QUE ES VERDADERAMENTE ESENCIAL… SALUDOS!

  11. Fran says:

    Estos gestos nos hacen sentir que somos como una familia y ¡son contagiosos!
    Feliz 2013

  12. sheds says:

    You should build it near water and electricity source, if you are going
    to use it as the workshop. Timber Garden Sheds are also a great place to keep
    a potting bench and all your extra gardening supplies.
    eval(ez_write_tag([[300,250],’brighthub_com-medrectangle-1′]));.

  13. fb markt says:

    It is important that you respond to a comment
    as soon as possible, tag them when responding to their messages

Deja un comentario