By

En tus manos, Alfarero

En tu vida y en la mía ocurren a diario milagros sensacionales que a veces nos pasan desapercibidos. En tu vida y en la mía no dejan de aparecer regalos en la brisa que nos roza, en la primavera que estalla, en la mirada del desconocido, en el abrazo del amigo, en la sonrisa del que sufre, en la confianza del que llora, en el ejemplo del que ama, en la te-regalo-el-sol.jpgesperanza del quizás. En tu vida y en la mía, mientras algún árbol que otro provoca un gran estruendo al caer, hay bosques enteros creciendo en silencio.

En tu vida y en la mía podemos encontrar mil y una razones para decir: «gracias».

Hoy abro este pequeño rincón para irlas guardando todas. No guardándomelas para mí, ni guardándolas para ti, sino guardándolas contigo. A través de este sencillo cuaderno de bitácora me gustaría compartir pequeños sacramentos de vida que van dando sentido a mi caminar por el mundo. A veces serán imágenes, a veces serán palabras. A veces serán escritos, a veces serán susurros. A veces serán canciones, a veces serán silencios. A veces serán sueños de futuro, a veces serán recuerdos que me ayuden a soñarlo. A veces serán preguntas, a veces serán… preguntas.

Confío en que me ayudes a construirlo.

El mismo Dios que dijo: «Brille la luz de entre las tinieblas», ha iluminado nuestros corazones. Pero llevamos este tesoro en vasijas de barro, para que se vea que esta fuerza tan extraordinaria proviene de Él y no de nosotros.

2 Cor 4, 6-7

alfarero.jpgHoy más que nunca me siento barro en Tus manos. Las que tapan las grietas de mi vasija imperfecta. Las que me toman de la mía para caminar por el sendero de la verdadera alegría. Las que enderezan mis renglones torcidos. Las que construyen sueños más grandes que los que yo alcanzo a esperar para mí. Las que me agitan y remueven mis esquemas. Las que hacen sonar melodías de esperanza sobre el ruido de la desolación. Las que me piden ayuda para trabajar sobre el fango de un mundo lleno de injusticia. Las que me acarician y me hacen sentirme amado en mi debilidad.

Las que quiero que modelen mi barro humilde.

63 Responses to En tus manos, Alfarero

  1. rita silván says:

    Hola Alex:
    Te saludo desde Veracruz México, muchas gracias por los cantos que me enviaste te platico que actualmente cantamos “En mi Debilidad” y “Extiende tu Mano” en nuestro coro y han gustado mucho, son de alabanza y son muy hermosos y reconfortantes, gracias por ellos.
    Mis hermanas de Coro te pedimos oración para nuestra perseverancia y para solucionar algunos problemitas y conseguir fondos para nuestros instrumentos que tanto deseamos para poder crecer en el servicio a Dios, somos el Coro de Renovación de Agua Dulce, Veracruz, México.- de la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen, yo les comparto a ella mensajes que saco de aqui de internet les comparti tu mensaje y los cantos, y ahora les compartiré que pedimos oración para el Coro.
    Que Dios Te Bendiga y te siga llenando de su Santo Espiritu para que lo compartas con tantas personas que estamos sedientos de Cristo y queremos ser moldeados por sus Santas Manos como el barro en las manos del Alfarero. Paz y Bien.

  2. ALEXANDER says:

    ES VERDAD QUE DIOS NOS HABLA A TRAVES DE ESTOS MEDIOS Y CREO QUE ES LA MEJOR FORMA DE EVANGELIZAR HOY.
    QUE DIOS TE BENDIGA.

  3. Estimado amigo:
    Hace unos días leí en Mendoza (Argentina) el pasaje de Galeano que dice “la uva está hecha de vino”. Meditando con esas palabras el evangelio busqué en internet para encontrar la cita y entré en tu blog. Apenas una hojeada (y la canción de sólo el amor) bastó para encontrar esa hermandad que suscita Jesús en sus compañeros. Un cordial saludo y me encomiendo a tus oraciones.
    Vaya una bendición para vos
    Diego

  4. Graciela Sànchez says:

    Alex:Revisando el foro de Âgora, entrè en tu blog. Te quiero decir ¡grande Leòn! y hermoso que lo hayas utilizado.

    Un abrazo en Cristo, que nos llene de paz, Graciela (Argentina -San Isidro)

  5. Daguirianash says:

    Que bellas palabras, me hacen reflexionar y nunca olvidarme del Creador Nuestro Padre Dios, tener en cuenta que fragiles somos y que dependemos de Su mano poderosa y llena de amor

    Gracias por compartir tus momentos de intimidad con El Creador

  6. marina says:

    me gustan los mensajes instructivos

  7. flavia carolina mohamud says:

    es la primera vez que prendo la compu y encuentro al azar algo tan hermoso como lo que acabo de leer gracias ,,,,,

  8. amistades says:

    si esa es tu vida no la desaproveches aunque se te daria mejor entonar melodias interpretandolas con tu familia pero tus fans lo van a comprender
    saludos de ….la academia

  9. amistades says:

    un saludo que tengas suerte en la vida pero… afeitate que estas mas guapo

  10. Andrea says:

    Tu vasija agrietada apareció en mi historia en un momento muy oscuro, tal vez será Agua de Vida en el futuro, y para ser derramada por otros. Pero por ahora el barro sólo se ve barro, sin entender que anda haciendo el Alfarero con él. Y tu poema hizo eco en mi interior, tu símbolo es muy importante en mi vida, quizá algún día te pueda contar, pero me impacta esa vasija agrietada llamada a ser luz. Te agradezco por haber abierto tu alma para que otros podamos escuchar en ella la voz de Dios, que se manifiesta en las pequeñas cosas.
    Espero algún día cantar, como vos, que soy eternamente bienaventurada por mis grietas.

  11. Yessenia Centeno says:

    Definitivamente Dios hace milagros y en este momento de tristeza, este blog me conforma, me anima, me da consuelo con todo lo publicado, soy muy catolica, y tengo puesta mi esperanza en mi Dios, acompañado de su hijo, su espiriru y su madre, Muchas bendiciones.

  12. pastot says:

    de dios es la gloria

Deja un comentario