By

Outlandish

outlandish.jpgLenny Martínez, Waqas Ali Qadri e Isam Bachiri pasaron su infancia en un suburbio al oeste de Copenhague. Su profunda amistad se forjó entre los clubes juveniles y los campos de fútbol del barrio en el que crecieron. Lenny es hondureño; Waqas e Isam nacieron en la capital danesa, pero las raíces de sus familias se hunden, respectivamente, en Pakistán y Marruecos. En 1997 formaron un grupo que comenzó a explorar a partir del hip hop y del R&B la fusión musical y cultural con otros estilos, desde el pop árabe a las bandas sonoras de Bollywood, desde el soul a los ritmos latinos. Cantaban en inglés, castellano, danés, urdu y árabe. Y pensaban que…

Vivimos en tiempos en que las posiciones políticas se están polarizando y las culturas pasan a ser consideradas entidades cercadas que no pueden unirse. El mundo es frecuentemente concebido a través de un prisma defectuoso, que nos divide a «nosotros» de «ellos». Por eso, siempre resulta un alivio para la tensión que haya personas que dediquen su tiempo y su talento a recordarnos que todos somos seres humanos. Que la sangre que corre por tus venas no es diferente de la que fluye por el cuerpo de tu vecino, incluso si no compartes con él la misma condición social, las mismas ideas políticas o las mismas convicciones religiosas; incluso si no procedéis de la misma latitud o longitud.

Los tres son profundamente creyentes. Lenny es católico; Waqas e Isam, musulmanes. Se hacen llamar Outlandish (en inglés, estrafalario) y han publicado ya cuatro álbumes a lo largo y ancho del mundo. Ésta es la historia que late detrás de su éxito entre crítica y público. Y ésta es la historia que les movió, hace dos años, a versionar una vez más a León Gieco para pedirle a Dios que la guerra, la injusticia y el futuro no nos sean indiferentes…

Los niños que jugaban juntos en los patios de los suburbios no sabían que hubiera un «nosotros» y un «ellos». Sobre todo, cuando acababa el partido.

Ojalá la fe profunda de los que creen en la unidad y la comunión de la familia humana resulte cada vez menos estrafalaria.

10 Responses to Outlandish

  1. Chapita says:

    Aún recuerdo aquel día, al despertar en Borja tras un fin de semana de emotiva reflexión, esa canción….esa canción con la que torturé a todos mis compañeros jajaj durante todo el día, no la podía dejar de escuchar, sentí todo lo que quería transmitir la canción, y por fin encontre palabras para lo que quería perdirle a Dios (….que no me sea indiferente…) Gracias Álex, porque tú me diste a conocer esta canción y su historia. Porque en la fe, es más lo que nos une que lo que nos separa. Un beso fuerte

  2. Álex says:

    Qué buenos recuerdos guardo yo también de ese fin de semana en Borja, el primero que pasaba como monitor con el grupo. Me quedó grabado en el corazón con un enorme cariño. Tenéis dentro de vosotros, tienes dentro de ti, tesoros llenos de hermosura que no hay que dejar de compartir con el mundo. Para que no nos quedemos indiferentes.

    ¡Gracias, María! ¡Un besete!

  3. Prats says:

    Seguramente la clave de esta historia es que esos tres “chavales” nacieron y crecieron lejos de la realidad actual… Era un suburbio y una burbuja. La tensión que existe en el mundo, y claro ejemplo son esos tres niños, podría no existir ya que ha surgido a partir de historias pasadas e intereses propios. La verdad es que un católico y un musulmán no tienen nada por lo que competir, luchar o discutir; pueden vivir en armonía y ser felices juntos sin dejar que el amor de su Dios sea una barrera entre el amor entre ellos…

    La verdad es que esa “competencia” religiosa no nace por la religión sino por la gente y el pasado. No obstante parte de la culpa es del cristianismo ya que el mensaje de la evangelización es claro, y según los evangelios todo cristiano tiene que trabajar por inculcar el mensaje del amor de Dios… El choque en gran parte es culpa “nuestra” y eso es duro

  4. Álex says:

    Gracias por tu comentario, Carlos.

    No he entendido bien qué quieres decir con algunas frases, pero, en general, me temo que no puedo estar de acuerdo con los términos en los que planteas el problema. La llamada que sentimos los cristianos a dar testimonio de nuestra fe y a hacer presente a Jesús en el mundo no debería partir de una exigencia de «ganar conversos», sino de la vocación íntima que nace (que Dios hace nacer en el corazón) cuando el Evangelio transforma nuestras vidas, y se convierte para nosotros en el mejor regalo que podemos y sabemos compartir con quienes nos rodean.

    A mí me parece claro que los conflictos que estamos viviendo (a escala planetaria y a escalas mucho más locales) no son parte de una pugna entre religiones ni deben explicarse a través de esquemas que sitúen el eje del problema en la vocación de universalidad del cristianismo o del islam. Son otros, a mi modo de ver, los factores que están operando sobre el tablero (el miedo, la incomprensión, la injusticia, la falta de educación y de oportunidades, el fundamentalismo, la ausencia de un orden mundial equilibrado, los intereses económicos y geoestratégicos…) y, frente a ellos, los creyentes hemos de ser proféticos y contribuir, allá donde estemos, a sembrar la paz donde otros quieren ver campos de discordia.

  5. Prats says:

    Ya sabes que mi mente es confusa y así lo es mi escritura… Si no está claro sin duda es culpa mía así que presento mis disculpas ^^

    Yo tengo claro porqué yo transmitiría el evangelio, y en parte transmito, y no es, solo, por un pasaje en el evangelio… Pero no es descabellado pensar que la Iglesia tiene ese sentimiento de universalidad y que muchas veces crea un choque entre y culturas… Negar que a veces la religión cristiana choca con tradiciones o aspectos culturales de otros pueblos es ir con los ojos cerrados, y es algo tanto para lo bueno como para lo malo… La evangelización, las misiones, son caminos de entrega y sacrificio para mejorar el mundo siguiendo los pasos de Cristo, pero eso no quiere decir que aquel a quien va dirigida la misión tenga porqué aceptarla… Y a veces el modo en el que se efectua alguno puede sentirlo como una “conquista” o un ataque a su entorno.

    La mayoría de los conflictos vienen por otros cauces pero hay algunos, unos pocos, que no surgirían sin esa evangelización… Seguramente la meta terminará beneficiandoles pero eso no hace que el conflicto no exista… No se si me explico bien… Quiero decir que la mayoría de las veces no es por esto, pero una o dos o diez sí lo son

    Bueno, pues eso es todo, un saludo desde mitad de mi estudio… A ver si termino, y bien, de una vez…

  6. Álex says:

    Me temo que sigo sin poder compartir tu línea argumental, Carlos. Al leerte, no siento que estés reflejando la realidad de la Iglesia ni la de la evangelización del siglo XXI. Aun desde mis limitaciones y mi falta de perspectiva, no me puedo llegar a imaginar que una parte significativa (por pequeña que la quieras hacer) de los conflictos étnicos y culturales que vivimos en nuestros días se deba al supuesto rechazo de determinados grupos a la misión pastoral de la Iglesia. No acabo de comprender de dónde extraes esta idea, por qué te centras tanto en ella (sobre todo cuando la misión de la Iglesia en los países del Tercer Mundo –que es a la que te refieres, si te he comprendido bien– se lleva hoy a cabo ya no solo con infinita y admirable generosidad, sino también con un enorme respeto y una gran vocación por la aculturación), y, desde luego, por qué no consideras factores tan evidentes como los que mencionaba en mi anterior comentario (el miedo, la incomprensión, la injusticia, la falta de educación y de oportunidades, el fundamentalismo, la ausencia de un orden mundial equilibrado, los intereses económicos y geoestratégicos…).

    Discúlpame si no te estoy sabiendo entender bien. Muchas gracias por tus comentarios. Me encanta leerte por aquí.

  7. María Renée Ibañez Godoy says:

    Hola Alex, que bueno encontrarte, yo soy una de las alumnas de ahora 5to bachillerato del Colegio Nuestra Señora de la Esperanza, que lindo tu blog, de veras pone mucho en que pensar, en reflexionar en todo lo que hacemos y dejamos de hacer, es como si yo estuviera en el metro, así, veloz, y de pronto se detuviera rápidoo, y frente a mi ventana pasaran todas las cosas que he hecho, y todos esos bonitos recuerdos que pasamos en las tardes allá en el esfuerzo I.

    solo pasaba para saludarte y desearte bienestar.

    q Dios t bendiga.

  8. DIANABSB says:

    ME GUSTA MUCHO ESTA PAGINA WEB. FELICIDADES.

    A MI PERSONALMENTE ME GUSTA MUCHO OUTLANDISH, ES MI GRUPO FAVORITO. SUS CANCIONES ME HACEN PENSAR, ME LLEGAN AL ALMA, ME HACEN REFLEXIONAR ACERCA DE LO QUE OCURRE EN EL MUNDO.

    OJALA TODO EL MUNDO PUEDA ESCUCHAR A ESTE FABULOSO GRUPO.
    DIOS LOS BENDIGA.

  9. PATTY says:

    hola saludos desde mexico los comentarios son muy buenos outlandish es uno de mis grupos favoritos gracias por el gran mensaje q transmiten ALLHA LOS BENDIGA A LOS 3 OK BYE.

  10. salam 3alikom ana mou3jab bekom allah ybarakom

Deja un comentario