By

Un año y un día

Siempre estás tú escanciándome, llenándome este vaso de barro, hasta arriba, con el fresco brebaje de tu vino multicolor, de mil aromas. (…)
No, nunca cerraré las puertas de mis sentidos. (…)
Todas mis ilusiones arderán en fiesta de alegría, y todos mis deseos madurarán en frutos de amor.

RABINDRANATH TAGORE, Gitanjali

Hace algunas semanas leía a un amigo que ha leído a Roger Bartra. No sabía que Roger Bartra fuese un importante antropólogo. Pero eso no importa.

Roger Bartra dice en uno de sus libros que cierta variedad de aves necesita del contacto constante con otros miembros de la misma especie para poder mantener la calidad de su canto. Se ha demostrado que, si aislamos a un ejemplar cualquiera y le impedimos que escuche a sus compañeros, sus melodías irán desafinándose progresivamente. E, incluso, existe la posibilidad de que al cabo de un tiempo acabe olvidando cómo cantar. Es la escucha a los otros lo que permite a cada pájaro de tan peculiar especie seguir creando su música y regalándola al bosque. Sin el eco de quienes están a su lado, terminan quedándose mudos.

Hoy te confieso que, escribiendo en este pequeño rincón, me siento muchas veces pájaro a la busca de ecos con los que recordar la belleza del canto. Porque este compartir lanzando palabras al viento no tendría ningún sentido sin las que llegan de regreso, haciendo escala en tu corazón. Son muchas las huellas que encuentro tras cada mensaje y, recorriendo conmigo la silueta de cada una con las yemas de los dedos, me dejas intuir, siquiera un poquito, cómo ha podido resonar en ti (de qué forma única y especial) lo que, tan torpemente y desde tantas pobrezas, me he atrevido a contarte. Pero, sobre todo, son incontables las veces en que tu respuesta (tu abrirte sincero y generoso), me ha ayudado a llenar de sentidos nuevos, de vida abundante, lo que ya empezaba a fosilizar entre líneas más o menos bonitas; bajo la coraza que inevitablemente hacen crecer algunos miedos, no pocos complejos y nuestras siempre engañosas vanidades. Así, las palabras han conseguido convertirse en abrazo sentido, a pesar de la distancia y, en muchos casos, también del desconocimiento. Y nos han unido de una forma misteriosa que no deja de asombrarme y de modelar en mí una profunda alegría.

Por todo ello, querida lectora, querido lector, quiero decirte desde bien adentro, donde se obra el milagro: GRACIAS.

Hoy hace un año y un día que escribí por primera vez en este blog. Y siempre has estado Tú, llenándome este vaso de barro de mil aromas; trayendo a beber de él a tantos pájaros que combaten mi debilidad y mi olvido con su canto; invitándome (invitándonos) a modelarlo con la fuerza de nuestros deseos, que han de madurar en frutos de amor para este mundo que los anhela.

62 Responses to Un año y un día

  1. Ainhoa Usoz says:

    Hola!

    Pues si… yo he llegado aquí por causalidad! y bueno… pues sólo quiero darle gracias a Dios por este rincón. Por tu vida abierta al mundo como vasija que se rompe para que le barro imperfecto deje que el mayor tesoro se derrame!

    Encantada de conocerte…

    he leído por ahí en tu blog Ultreya et Suseis… para una cursillista como yo esas palabras tienen muuuchooo sentido!

    De Colores!

    Talita Plum

  2. csrce says:

    Ya he vuelto, muchas gracias por el interés.

    Y enhorabuena por el año de blog.

  3. Niyah says:

    Hola Alex!!

    Hace tiempo que descubrí tu blog, y ahora que tengo uno me atrevo a firmarte (también cuando mis ideas ya están más claras)

    Leí sobre ti, sabía que eras marianista, y gracias a tus palabras he abierto una puerta en mi corazón, a ser más tolerante.

    Te explico esto.

    Pasé mi adolescencia (bueno, tengo casi 18, pero vamos, desde los 12 a los 15) en un colegio de monjas. Su imposición de la religión, el obligarnos a creer creó en mí una especie de repulsión a todo lo relacionado con las religiones.

    Y ahora te leo a ti, y me doy cuenta de que no toda la comunidad eclesiástica es igual. Gracias por abrirme un poco los ojos. Te seguiré leyendo y te postearé cuando pueda!

    Un gran besazo!!

  4. marcos mesa says:

    Hola, pasaba por el blog, me parece muy lindo.
    Queria pedirte un favor, queria pedirte la ayuda mutua, que me agreges a tus enlaces y yo a los mios para conceguir un facil accedo a ambos y asi aumentar las visitas para que cada ves mas gente se llene de el mensaje hermoso de Dios.
    Desde ya gracias y que el señor te bendiga.

    saludos atte. Marcos Emiliano Mesa

  5. Valeska says:

    Querido Alex:
    Verdaderamente me he conmovido al leer lo que has escrito… yo cada día me doy más cuenta de la importancia de ese Alguien que nos ha dado la vida, pero también de Su manifestación, así en los otros, que de pronto dejan de ser otros…
    al leer a un filósofo francés que decía: “el infierno son los otros” me doy más cuenta de cuan equivocado puede estar alguien y de la de-humanización por la que corremos estos días… porque “el restro del otro es una huella irrepresentable, un modo del Infinito”(Levinas) … y sin estos otros (otro-Otro) la melodía claramente no suena igual… qué grande ha de ser Dios si se nos entraga así!! es el ciento por uno!!!!!!!! acá, acá empieza el paraíso, la Amistad es el paraíso, así mismo como se entregó Jesús, por sus amigos, por nosotros…
    “¿Puede haber nada más delicioso que pasar, en unos cuantos minutos, por todos los grados de la escala patética, desde las fascinaciones y terrores de arrojarse a lo desconocido, hasta la humanísima seguridad de volver a lo familiar y propio?” (“Ortodoxia”-Chesterton) esto es la amistad, esto es el Cristianismo!!!!
    un gran abrazo!
    que estés muy bien!

    y gracias por lo que has escrito, por ser!

  6. Adriana says:

    felicidades, amigo nuevo.

  7. JORGE says:

    Hola,

    Recién descubro tu blog, y me parece muy bueno.

    Realmente uno necesita de páginas como la tuya, que es como un oasis en medio del desierto de nuestra sociedad.

    Gracias por compartir tu testimonio.

    Bendiciones

  8. Dolfi says:

    Dolfi dice:

    Hola por casualidad estaba investigando sobre el alfarero y descubri tu blog, es hermoso, me llegó al alma, mensajes como este son los que reconfortan el alma y nos invita a ponernos totalmente en las manos de Dios, para que él nos moldee y haga de cada uno de nosotros un vaso util para honra.

    Dios te bendiga.

  9. JESSICA MILAGROS says:

    MUCHAS GRACIAS ALEX¡¡
    EN DICIEMBRE DEL AÑO PASADO POR CASUALIDAD LLEGUE A TU PAGINA, REALMENTE ME ENCANTO AHORA SIEMPRE LA CHEQUEO Y ESPERO CON MUCHA ALEGRIA LAS NOVEDADDES Q NOS REGALAS, MUCHAS GRACIAS PORQUE ME SIRVE COMO ALIENTO PARA NO DESVIAR MI CAMINO HACIA DIOS.

  10. Hna Marisa says:

    Realmente hacés eco de la música que el Creador ha inspirado a tu alma… me envuelve tu melodía que en definitiva es la melodía suave de un aliento divino que continúa recreando los corazones…
    Gracias compartirla!!!

  11. Horeb Torres says:

    Muy buenos aportess un calido saludo!!!!

  12. Cristina Ch. says:

    Mi querido Alex,
    No hay duda que dentro de la creación el Señor nos hizo diversos pero con un corazòn semejante así como los pajaritos que nos cuentas; la prueba es que siendo tu alguien fìsicamente desconocido y tan lejano, tenemos un sentir común. Te hago llegar mi saludo y abrazos como el canto que nos ayuda a comunicarnos y seguir creando esa dulce mùsica que se irradiarà luego al mundo.

    Cristina
    Ecuador

Deja un comentario